EL ESTILO MUDÉJAR

LOS MUDÉJARES EN SAHAGÚN

Con el fin del Califato se produjo una expansión de los Reinos cristianos a costa de las llamadas "taifas", el notable aumento del territorio suponía dificultades a la hora de repoblarlo. Comienza a ser frecuente el asentamiento de musulmanes en territorio que ya no les pertenece, estas gentes que aceptan el dominio cristiano, pagan un tributo por mantener sus creencias, son los mudéjares. Sahagún , es en este sentido una de las muchas ciudades en las que el peso específico de lo mudéjar es muy alto, aunque hay que destacar que en ella se realizaron trabajos en piedra de gran importancia, por lo que la labor mudéjar indica una voluntad de emplear a los alarifes mudéjares debido al menor coste de sus trabajos. La presencia de población mudéjar en la villa es un hecho certificado, consta que en el feudo de los cluniacenses había gentes musulmanas llevados por Alfonso I en la primera mitad del siglo XII, así como esclavos de esta procedencia sujetos a la Abadía.

Generalmente ocupaban un barrio y poseían un portavoz que que los representaba ante la autoridad local. Las actividades principales a las que estaban dedicados eran la albañilería, carpintería y al cultivo de la tierra. Citando algunos ejemplos parece ser que este fue el caso de Toledo y también de Sahagún, en este sentido es muy significativa la titulación de Alfonso VI como "monarca de las tres religiones"(judíos, musulmanes y cristianos).

arcomudejarth.JPG (9298 bytes)
Arcos Mudéjar Peregrina

adobestrellath.JPG (10431 bytes)
Detalle Cruz de David
en Ladrillo

La ubicación del barrio musulmán era colindante a la también conocida aljama judía, en los aledaños de la iglesia de San Lorenzo. Pero el mudéjar dejo su impronta también en el hábitat urbano, las edificaciones propias de su estilo, numerosas en Sahagún sobre todo en el ámbito religioso con obras como San Tirso, etc... algunas disposiciones urbanísticas, calles estrechas, ramificaciones de callejones abiertos a una pequeña placita, estrechas callejuelas hechas solo para transitar. El mudéjar estaba en su casa o iba al zoco, lo que luego en la Castilla de los siglos XIV y XV, sería la plaza mayor, también plaza del mercado, también lugar de fiestas, de solemnes procesiones o distintos actos públicos, estamos ante la típica plaza cerrada y rodeada de soportales.

portaperegth.JPG (84236 bytes)
Puerta entrada Peregrina

La arquitectura mudéjar implica el maridaje de lo cristiano y musulmán, empleando estructuras y espacios cristianos, con la decoración geométrica musulmana. En Sahagún choca esta pureza decorativa mudéjar más propia de los monjes blancos del Císter, con la fastuosa decoración románica de la Abadía, adscrita a los monjes negros de la Orden de San Benito.

slorenzomudejarth.JPG (18065 bytes)
puertalorenzomudejarth.jpg (21429 bytes)
masmudejarth.JPG (16845 bytes)

arcolorenmudejarth.JPG (19252 bytes)
Sopotales San Lorenzo
San Lorenzo se levanta dentro del antiguo recinto amurallado de la villa. Construido en la primera mitad del siglo XIII, de estilo mudéjar, realizado completamente en ladrillo. Posee planta basilical de tres naves y pilares cruciformes soportan tres pares de arcos apuntados que recogían la cubierta de madera.

La casa mudéjar era pequeña, recoleta, con escasas luces. La vida se hacía en el patio interior entre geranios, artemisas y algunas hortalizas. Mil años no cambiaron apenas las costumbres, así elementos como la almafadilla musulmana fue sustituida por el mantón negro y el pañuelo cubriendo la cabeza, en un vano intento de mantener blanca la piel (símbolo de erotismo).